Cuando las radios salvan vidas: las radios comunitarias en África

Si cierras los ojos y empiezas a imaginar una historia, la que sea, la tuya, la de tu pareja hablando sobre el partido del Madrid, la de tu profesora explicando la teoría de la relatividad, la de tu amigo comprando el queso vegano que tanto le gusta. Cualquiera de esas historias son relatos de vida. Y todos nosotros, tal y cómo decía el escritor Eduardo Galeano, “estamos hechos de historias”.

Desde sus inicios, la radio africana ha sido por excelencia el medio de comunicación que cuenta historias de vida, ya sea a través de las emisoras privadas como la Radio Salankoloto de Burkina Faso, públicas como la marroquí Al Idaa Al Watania o comunitarias como Radio Bandafassi de una zona rural de Senegal. En el continente africano este último tipo de radios consiguen un gran éxito entre la población. El Manual de las Radios Comunitarias de África las define como “toda aquella que pertenece y es producida por los miembros de una comunidad para crear desarrollo en su ciudad”.

Nacimiento y auge de las radios comunitarias en África

Este modelo de comunicación nació en el siglo XX tras las descolonizaciones. Durante 20 años experimentaron un gran crecimiento en el continente, sobre todo en zonas rurales. En Sudáfrica pasaron de 10 radios independientes en 1985 a más de 150 en 2005 según datos de las Naciones Unidas. Su popularidad recae en su formato, pues son los propios habitantes de un pueblo quienes realizan, producen y gestionan la radio. Además, supone una gran oportunidad para aprender nuevas habilidades y conocimientos gracias a las historias que cuentan sus vecinos y al contenido de las retransmisiones.

En los programas de las radios comunitarias se informa, se entretiene y se realizan intercambios de consejos entre los oyentes. En febrero de 2016, diferentes organizaciones identificaron a las radios comunitarias de Sierra Leona como un salvavidas por su labor informativa durante la crisis del ébola. La mayoría de los programas de las radios de este país, Costa de Marfil y Liberia adaptaron su programación para informar a la población para informar sobre esta enfermedad.

Actualmente, la radio es el medio de comunicación más importante en África y, cada vez, se crean más radios comunitarias por la facilidad de producir y el bajo coste que tiene. El futuro de este medio en África, y en todo el mundo, debe combinar las nuevas tecnologías para que se dé voz a las historias de la gente que vive en los pueblos más remotos. La experiencia de estos años ha verificado que este tipo de radios empodera y visibiliza la resiliencia de las personas.

Larga vida a las radios comunitarias de África.

Deja un comentario