La malnutrición y la inseguridad alimentaria en España durante la primera legislatura de Rajoy

El objetivo general de esta investigación periodística es analizar la agenda política en la X legislatura (2011–2015) sobre las medidas propuestas en materia de seguridad alimentaria y malnutrición en España. A partir de este objetivo se han alcanzado tres específicos. En primer lugar, indagar en la evolución y situación de la seguridad alimentaria y la malnutrición en España entre 2007 y 2015; en segundo, examinar el tratamiento que los agentes políticos dan a los asuntos sobre la seguridad alimentaria y la malnutrición en el Congreso; y en tercer lugar, aproximarse a las actuaciones que algunos sectores de la sociedad civil realizan para luchar contra la malnutrición y la inseguridad alimentaria.

En el 2011 un 34,2% de la población padecía sobrepeso en España. En el 2012 la Fundación Thaos demostró que a menor nivel socioeconómico de las familias, mayor facilidad de padecer exceso de peso. En el 2013 se concluyó que dos millones de personas sufrían insolvencia alimentaria y esta investigación ha demostrado que el consumo de alimentos frescos se ha reducido.

Más números preocupantes; el índice Gini alcanzó el 35%, uno de cada tres niños estaba en riesgo de pobreza, la tasa de desempleo fue superior al 20% y los documentos oficiales y no oficiales de otras organizaciones no gubernamentales aseguraban que España sufría un serio problema de pobreza y desigualdad y, en consecuencia, de inseguridad alimentaria.

¿Qué han hecho los partidos políticos?

En esta X legislatura se contabilizaron 118 propuestas sobre seguridad alimentaria y malnutrición en el Congreso, de las cuales solo una tenía la función legislativa. En otras palabras, en cuatro años de legislatura con 350 diputados solo se realizó una iniciativa legislativa y, además, esta propuesta no era específica para la malnutrición o la seguridad alimentaria sino que trataba sobre los futuros presupuestos.

El PSOE fue el que más iniciativas plasmó, sobre todo de control, tanto en seguridad alimentaria como en malnutrición. Sin el grupo socialista, se habría pasado de 118 propuestas a 13 en esta legislatura ya que los grupos políticos de CiU y PNV realizaron cero propuestas. Con estos argumentos, se deduce que a pesar de que los parlamentarios conocen la existencia de la inseguridad alimentaria y la malnutrición en España, las iniciativas fueron escasas y la única con función legislativa no trató de reducir el problema.

La mayoría de las preguntas de los grupos de oposición sobre malnutrición y seguridad alimentaria fueron respondidas por el Gobierno con matices. Casi siempre, respondían que esas cifras de pobreza eran consecuencias de la crisis y si la oposición preguntaba cuántos niños tenían malnutrición, les remitía a la Encuesta de Condiciones de Vida (ECV), aunque en la encuesta no se recoge ningún indicador específico ni datos sobre la malnutrición. Por otra parte, el Ejecutivo sí mostró varios planes estratégicos que se están ejecutando contra la malnutrición, pero no mostró su seguimiento -no informó de sus impactos ni si estaban consiguiendo buenos resultados-.

Por consiguiente, el Grupo Popular, que era el único con poder para aprobar una iniciativa legislativa y reducir los índices de pobreza, desigualdad y de malnutrición, dió la espalda a los movimientos sociales y a las cifras elevadísimas de paro, pobreza, desigualdad, etc., a pesar de que era plenamente consciente de la situación que sufre España por los cientos de documentos, encuestas y dossieres que se han publicado.

Para conocer el estudio completo de malnutrición e inseguridad alimentaria en España accede aquí.

1 Comment

Deja un comentario